Rivero de Posadas

Poblado de Colonización Ribero de Posadas

Poblado agrícola creado en el antiguo pago de la Vega en la séptima década del siglo XX, proyecto del arquitecto Francisco Giménez de la Cruz de 1953.

Este enclave entre zonas de regadío estaba formado inicialmente por 58 viviendas adosadas dispuestas en un trazado a cordel para dar alojamiento a la población campesina. Desde 2008 está incluido en el Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea por su singularidad. 

Varios rectángulos –manzanas de casas- conforman el tapiz de este asentamiento de modo que sus calles, formando una retícula, intentan eludir algunas veces perspectivas infinitas, disponiéndose en molinillo desde el centro neurálgico o plaza de la iglesia, cuya torre se convierte en el referente del lugar. Este lugar se expande hasta un márgen, consiguiendo un jardín urbano en contacto con el cultivo.

Un paisaje de tapias blancas de una planta de altura deja entrever las cubiertas, a un agua en distintas direcciones, de las viviendas de una planta o los cuerpos de plantas altas de las de dos alturas. Porches y terrazas ahuecan la solidez de los edificios, tratados con paramentos a la tirolesa y dotados de referentes vernáculos, como herrajes y remates, reversionados desde la modernidad.

Entre las tradiciones de este joven núcleo de población estaba el de los mochileros, mozos de cortijos que cantan para pedir el aguinaldo "verdades como puños", aunque disfrazadas de socarrona mordacidad. Celebra sus fiestas en honor a San Isidro en el mes de mayo.

Monumentos